Menu

100 años superando guerras y crisis

100 años superando guerras y crisis 100 años superando guerras y crisis

Autor:

Angela Ezquerra Vivanco

Edad:

 100 años

Localidad:

Bilbao

HISTORIA O EVENTO

Angela es una mujer que acaba de cumplir los 100 años. Nació en un pueblecito de Burgos llamado Siones de Mena,  muy cerquita de Villasana de Mena, por donde pasaba el tren de la Robla. En 1914, cuando nació, hubo una gran epidemia de gripe donde fallecieron muchísimas personas, por suerte Ángela no fue una de ellas.


Creció en una familia de 8 hermanos (5 chicas y 3 chicos): Julia, Elvira, Jesús, Epifanía, Elena, Ángela, Ángel, Luis y Vicente, por orden cronológico de mayor a menor.

Hasta los 12 años Ángela tuvo la suerte de poder estudiar en una escuela, a la cual tanto le gustaba ir y tan buenas habilidades demostraba, tanto es así que cuando se marchó las profesoras no paraban de repetir “!qué pena, qué pena!”.

Desde los 12 hasta los 18 años aproximadamente tuvo que trabajar duramente  en el campo con sus padres, Plácido y Mª Dolores, que lo tenían que atender diariamente. “Una vida muy dura aquella”, comenta Ángela.

Fue entonces cuando estalló la guerra y comenzaron las penurias y hambrunas, pero gracias a su huerta y sus animales, su familia no pasó hambre en aquella época tan dura. Sus hermanas mayores comenzaron a marcharse del pueblo y el destino les deparó un lugar para cada una de ellas: unas se fueron a Villarcayo, otras a Madrid, algunas a Bilbao,..

Cada hermano/a intentó marcharse de aquel pueblo en busca de una vida mejor. Las hermanas que emigraron a Bilbao  ofrecieron a Ángela marcharse allí con ellas y ésta aceptó, dejando a sus padres en Siones de Mena. Cuando vino a Bilbao apenas tenía 18 años y allí encontró trabajo en la Gran Vía, en un piso, sirviendo a la señora Larrazabal.

Un tiempo después conoció a su marido, Luis, quien vivía en Sopelana y trabajaba de guardia civil.
Tras un tiempo de noviazgo, y a una edad tardía por aquellos tiempos, a los 33 años se casaron y se fueron a vivir juntos.

Debido al trabajo de su marido tuvieron que cambiar de hogar en varias ocasiones, en diferentes cuarteles de la guardia civil, donde tenían que compartir piso con otras familias.

Tuvieron 4 hijos: Justo, Jesús, Mª Luisa y José Luis.

Cada vez se hacía más difícil vivir así, con la guerra, la postguerra, los comandos terroristas que surgieron por entonces,...Todo ello le llevó a su marido tener que dejar la guardia civil para meterse a carabinero y así poder llevar una vida más tranquila, sin tantos miedos, conseguir una estabilidad y comprar un pequeño piso en Zorrozaure donde criar a sus 4 hijos.

Cuando los niños comenzaron a hacerse mayores pudieron cambiar de piso, también en la zona de Zorrozaure, pero esta vez en un hogar más grande y acogedor.

Allí pasaría 48 años de su vida. Un lugar que le invade de recuerdos, algunos más dolorosos como el fallecimiento de su marido, y otros más alegres, ya que hoy en día tiene 7 nietos y 2 biznietos, y “!otro biznieto para finales de este mes!” comenta Ángela.

Ahora ha emprendido otro cambio en su vida, por diferentes circunstancias de la vida ha tenido que venir a la residencia SarQuavitae de Miraflores, en Bilbao, donde se encuentra muy feliz.

Otro camino que recorrer, otra historia que recordar.

COMO SE SUPERÓ

A mi edad he visto y superado cantidad de guerras y situaciones de crisis”.

No es fácil en el momento en lo que lo estás viviendo ver la luz al final del túnel, pero nos comenta que las ganas de luchar, de seguir para adelante, de soñar con un futuro mejor, y de apoyarte en la gente que quieres, en tu marido, en tus hijos,…todo eso te hace sacar fuerzas.

ENSEÑANZA FUNDAMENTAL

Aprendes muchísimas cosas. Cada día de tu vida ya es de por sí un aprendizaje nuevo.

En la vida tenemos dos opciones: pararnos a llorar las penas y desgracias, o intentar superarlas y seguir caminando. Eres tú quien decides si tirar la toalla o si, aunque en ocasiones es difícil de ver, buscar esas pequeñas cosas que alegran tu vida.

CONSEJOS QUE DAR

Cada cual tendrá sus métodos a seguir, sus estrategias de actuación, pero hay un denominador común: Hay que seguir y luchar. Hay que intentar se positivos y nunca perder la esperanza. Hay que soñar con una vida mejor e intentar buscar la felicidad.

  • Valora este artículo
    (1 Voto)

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Organiza

SpanishESEuskaraeu-ES